Category

Cortadoras de vello facial

Category

Muchos coincidiréis conmigo si digo que uno de los principales inconvenientes a la hora de recortarse la barba es el tener que limpiar los pelos que caen a la pica del baño después de pasarnos la recortadora.

Con esto en mente, Philips ha ideado un sistema de aspiración que va recogiendo la mayor parte de los pelos a medida que hacemos el recorte. Este sistema es el que utiliza la Philips BT7201/16, una de las últimas recortadoras de barba que ha lanzado al mercado, perteneciente a la serie 7000 de barberos de la compañía.

Esta recortadora sigue la filosofía de Philips respecto a idear productos que aporten cosas nuevas en su segmento, como ya hiciera con la Philips BT9290/32 y su sistema de guía láser.

Vista previa, precio y características clave de la Philips BT7201/16

Vista previa Producto Valoración Precio
Philips Serie 7000 BT7201/16 -... Philips Serie 7000 BT7201/16 -... 349 opiniones

Philips Serie 7000 BT7201/16

  • Cuchillas de acero con doble afilado
  • Cámara con sistema de aspirado del vello
  • Sistema de cabezal intercambiable
  • 20 posiciones de longitud de recorte con bloqueo de posición
  • Sistema de recorte Lift&Trim
  • Utilización con o sin cable
  • Autonomía de 60 minutos tras 1 hora de carga
  • Cabezal extra de precisión

Un innovador sistema de aspiración del vello

La Philips BT7201/16 viene montada con un cabezal de cuchillas intercambiables. En concreto son dos las cuchillas que vienen con la máquina: una grande, de 3 cm, y otra pequeño de precisión, de 2 cm. Ambos emplean cuchillas de láminas de acero inoxidable, con un sistema de doble afilado que, además de recortar de manera eficaz el vello de la barba, mantiene la cuchilla afilada, no siendo necesaria ninguna tarea de mantenimiento.

Encima del cabezal grande puede montarse un peine guía, que viene también incluido, y que funciona con el sistema Lift&Trim que ya llevan otros barberos de Philips. Este sistema lo que hace es levantar el vello para luego recortarlo más fácilmente.

El uso del peine guía es también necesario para variar la longitud de recorte. La Philips BT7201/16 tiene una rueda en el centro del mango con la que se regula la longitud de corte, que va desde los 0,5 hasta los 10 mm, con intervalos de 0,5 mm. Al elegir la posición, esta queda bloqueada, evitando así imprevistos y permitiendo un recorte uniforme en toda la barba.

Philips BT7201-16: sistema aspiración

Pero el principal reclamo de este barbero es su sistema de aspiración. Este funciona de una forma muy práctica y sencilla, tanto que parece mentira que se haya tardado tanto en idearlo: el cabezal tiene un pequeño aspirador, con la potencia justa para recoger los pelillos que van cayendo, y que se recogen a través de una pequeña hendidura a la altura de la cuchilla. Los pelos recogidos se van depositando en una cámara que sirve como depósito.

¿Es eficaz este sistema? Sí, sin duda. Philips afirma, según estudios propios, que se recoge un 90% del pelo recortado, y esta cifra se aproxima bastante a nuestra experiencia con ella. Efectivamente, en el depósito de la máquina quedan recogidos la mayoría de los pelos, y solo unos pocos caen a la pica. Además, los que caen lo hacen de manera muy vertical, es decir, no salen disparados hacia todas direcciones, como si ocurre con las recortadoras normales.

Mira la Philips BT7201/16 en acción en este vídeo

La principal desventaja de este sistema es que el depósito de los pelos no es estanco, o sea, que no se puede enjuagar con agua. Esto obliga a usar un cepillo de limpieza que viene incluido con la máquina para vaciar todos los pelos. Un inconveniente menor que no desmerece un sistema práctico y sin duda útil.

Una recortadora elegante y duradera… Pero no resistente al agua

Sistema de aspiración aparte, la Philips BT7201/16 es una de las recortadoras de barba más bonitas y mejor hechas que hemos tenido ocasión de probar. La mayor parte del cuerpo está hecha de un plástico de alta calidad con acabado mate, con una apariencia que destila masculinidad, elegancia y sensación de durabilidad. El agarre es muy cómodo, y el mango ligero.

La rueda de selección de la longitud de recorte es muy práctica. Es fácil manejarla con una sola mano, pues tanto la rueda como el botón de encendido quedan solo un poco por debajo de la altura del pulgar. En la parte baja del mango hay un pequeño indicador LED, que se muestra de color naranja para avisar que la batería está próxima a agotarse, y que se muestra de color blanca cuando se está recargando.

Respecto a la batería, decir que esta es de iones de litio, y que muestra un buen rendimiento. La autonomía es de 60 minutos, y el tiempo de recarga es de tan solo 1 hora. Además, la máquina funciona también con el cable de corriente enchufado, consecuencia de su no resistencia al agua.

Si hay que ponerle un pero en este apartado es, sin duda, este. La Philips BT7201/16 no es estanca, y por lo tanto debemos andar con cuidado que no le caiga mucha agua, pues de lo contrario puede estropearse rápidamente. Lo que sí podremos enjuagar con agua bajo el grifo son las cuchillas y el peine guía, siempre que los hayamos desacoplado antes de la máquina.

Philips BT7201-16: apariencia

Philips BT7201/16: Conclusiones

En un mercado, el de las recortadoras y barberos, en el que hay poco lugar a la originalidad, Philips sigue innovando, y nos presenta un recortador de barba con un práctico y útil sistema de aspiración del vello que ayuda enormemente a recortarnos la barba sin dejar la pica del baño hecha unos zorros.

Este sistema necesita perfeccionarse, pues no recoge el 100% de los pelos, y además sería de agradecer que el depósito de los pelos pudiese enjuagarse con agua, cosa que de momento no es posible. De todos modos, el avance de Philips es notorio, y no tenemos ninguna duda de que en un futuro Philips sabrá mejorarlo.

El sistema de aspiración es lo mejor de la Philips BT7201/16. Funciona muy bien y recoge el 90% de los pelos. Por otra parte, lo peor de la máquina es que no es resistente al agua.

Por lo demás es una máquina bien hecha, resistente, duradera y atractiva a la vista. Además es fácil de usar, se puede manejar con una sola mano y su sistema de selección de longitud de recorte con bloqueo de posición funciona muy bien. Su batería también es buena, con una duración de 60 minutos, que es más de lo que suele ser habitual en las recortadoras de precio similar.

Lo peor es que no es resistente al agua, pero por todo lo demás es una compra muy recomendable, sobre todo si la limpieza es un punto importante para ti. Si estás harto de recibir la bronca de tu pareja cada vez que te pasas la máquina por la barba, definitivamente deberías considerar este modelo 😉

Por el momento en España únicamente se comercializa el modelo BT7201/16. Este viene con dos cuchillas, la grande y la de precisión, dos cepillos de limpieza y, por supuesto, el cargador.

Philips BT7201/16: accesorios

En esta oportunidad abordaremos una serie de recortadoras Philips que cuentan con un interesante reclamo: la integración de un láser de precisión con la intención de una medición más precisa y limpia al momento de cortar los vellos de la barba. Estamos hablando de la serie 9000 de sus barberos eléctricos, (no confundir con la serie 9000 de afeitadoras) conformada por las recortadoras BT9290/32BT9297/15.

Vista previa y precios de la serie 9000 de barberos Philips

# Vista previa Producto Valoración Precio
1 Philips BT9290/32 - Barbero... Philips BT9290/32 - Barbero... 1.072 opiniones
2 Philips BT9297/15 - Barbero... Philips BT9297/15 - Barbero... 1.072 opiniones 59,00 €

Características clave de los barberos BT9290/32 y  BT9297/15

Philips BT9290/32

  • Cuchillas de láminas metálicas de doble filo
  • Guía láser para recorte simétrico
  • Longitud de recorte de 0,4 mm hasta 7 mm, con posiciones de 0,2 mm
  • Pantalla LED e indicador de batería
  • Resistente al agua
  • Batería de iones de Litio, con autonomía de 60 min (BT9290/32) y 80 min (BT9297/15)
  • Recortador Lift&Trim de precisión (BT9297/15)
  • Color negro-gris

La guía láser… ¿Una prestación útil?

Ambas recortadoras comparten una estructura básicamente similares. Iniciamos hablando sobre la pieza principal: el recortador. En el modelo BT9290/32 dicho recortador cuenta con dos caras reversibles, en un extremo se encuentra un elemento de corte de 32 mm de ancho, ideal para alcanzar zonas grandes, con o sin peine de precisión, mientras que el  otro extremo, tenemos un elemento de corte de 15 mm de ancho que es perfecto para definir el pelo (sin peine de precisión) en zonas más complicadas y delicadas como aquellas ubicadas debajo de la nariz, las patillas, e incluso en los alrededores de la boca.

Con el BT9297/15, la historia varía un poco, y es que en este modelo no se cuenta con un cabezal doble sino con 2 cabezales intercambiables. Este tipo de recortadores fueron elaborados para trabajar de forma más cercana a la piel; aún así, no la lastiman. Adicionalmente, gracias al diseño de los cabezales, se hace posible verificar a simple vista cómo se está llevando a cabo el proceso de corte.

Philips BT9297/15: Guía láser

No podemos hablar de corte y dejar pasar por alto lo referente a las cuchillas. En esta ocasión, Philips mantiene la implementación de cuchillas de alto rendimiento que realmente son gentiles con la piel pero sin sacrificar el desempeño. Estos componentes están fabricados en acero inoxidable, y al rozarse dichas cuchillas entre sí, el filo del sistema de corte, perdura; por lo que podrás disfrutar de muchos usos sin tener de qué preocuparte mucho por el tiempo de vida útil de tus cuchillas.

Ahora, en cuanto a la guía láser, Philips afirma que se tratade una oportuna herramienta de medición al momento de planificar el estilo y altura de la barba; es decir, permite previsualizar los contornos o bordes que queremos que posea la barba, las patillas y el bigote. Está guía consiste en una línea roja proyectada sobre la piel, y que puede incidir en los ojos, pero Philips se ha asegurado que el láser no dañe a la vista. Esta herramienta se activa de modo Pop-Up, es decir, basta con pulsar la zona donde se encuentra la guía láser para que ésta salga rápidamente, lista para orientarte durante el proceso.

¿Su utilidad? A tenor de las opiniones de los usuarios, es más bien escasa, y resulta ser una prestación interesante, que puede funcionar en algunas ocasiones en las que se requiere un corte muy simétrico, pero en la mayoría de ocasiones encontrarás que es una herramienta prescindible.

Mira el barbero eléctrico serie 9000 de Philips en este vídeo

Una de las mejores cosas de ambos recortadores es que poseen en su cuerpo una rueda de ajustes que permite a los usuarios configurar y bloquear la posición de longuitud deseada. Esto permite que el corte sea más uniforme y preciso. Las configuraciones permitidas se encuentran en un rango de 0,4mm hasta 7 mm, con posiciones de intervalo de 0,2 mm. Una de las ventajas que representa este sistema de graduación es que te mantiene a salvo de, por ejemplo, pisar por equivocación un botón durante el afeitado que modifique la posición de longitud que seleccionaste previamente.

Una recortadora sólida y muy elegante

A rasgos generales, hablamos de dispositivos muy bien definidos. Tienen una silueta precisa, curvada y muy, muy, elegante. Brinda una sensación bastante cómoda en la mano que no desaparece durante el uso de la máquina.

La recortadora BT9290/32 hace uso del negro, plateado, y dorado como colores estrellas en el diseño del producto; otorgándole a éste, una sensación de jovialidad y frescura. Por otra parte, la sucesora BT9297/15, cuenta con una sobriedad exquisita, enfocándose en matices de gris y negro para ofrecer seriedad y darle ese toque de madurez y elegancia. De los estos dos modelos, el segundo es sin dudas el que se antoja más atractivo.

Una de las mejores cosas que tienen estos barberos es su apariencia: moderna, elegante, con clase y sofisticadas, con un dial muy práctico para seleccionar la longitud de corte, con pantalla LED para indicar la longitud seleccionada, y tres indicadores lumínicos para mostrar el estado de carga de la batería.

Como no podía ser de otro modo en una recortadora de barba de gama alta, los barberos de la serie 9000 de Philips son completamente resistentes al agua. Esto quiere decir que puedes usarlos en la ducha y enjuagar el cabezal con agua, aunque sigue siendo recomendable que el recorte lo hagas con la cara seca.

Otro de los puntos destacados de este diseño, es lo referente al panel de información con iluminación LED que se divide en 2. Uno para conocer la posición de longitud como hemos mencionado previamente, y debajo tenemos un indicador de 3 niveles donde se puede observar el estado de la batería.

Entre metal, goma y plástico, esta serie abre paso a un diseño que no solo resulta ergonómico sino por demás llamativo en una forma muy simple, casi minimalista.

Philips BT9297/15: diseño

Autonomía y mantenimiento

En el apartado de la batería, el desempeño general de los dos modelos es bastante bueno, y ambas cuentan con una batería de iones de Litio, aunque con distintas capacidades. La BT9290/32 cuenta con un rendimiento de hasta 60 minutos, tras 1 hora de carga. Eso sí, aunque la duración estipulada es de 60 minutos, irónicamente estos 60 minutos no se cumplen si siempre se usa el láser y eso es lo que Philips no nos cuenta.

En cambio, la BT9297/15 rinde hasta 80 minutos con tan solo 1 hora de carga (y en este caso, sí que rinde 60 minutos con láser). Eso sí, no importa si vas corto de batería y de tiempo, puedes usar ambas recortadoras mientras están conectadas a la corriente eléctrica.

En lo referente al mantenimiento, no hay de qué preocuparse, esta serie propone un cabezal removible y un cuerpo totalmente resistente al agua; por lo que puede fácilmente sumergirse bajo el grifo y dejar que éste limpie las cuchillas y el sistema en general de pelos e impurezas. Con cualquiera de los dos modelos recibes un cepillo que te permite realizar una limpieza más profunda y sin inconvenientes; demás está decir que no requieren de lubricación, a diferencia de las afeitadoras eléctricas, y las cuchillas dobles se afilan constantemente con el roce.

Philips BT9297/15: Autonomía

Philips BT9290/32 y BT9297/15: Conclusiones

La serie 9000 de barberos Philips suponen una interesante propuesta en el mercado de las recortadoras de barba. Se tratan de unas recortadoras eficientes, con un buen sistema de corte, con la facilidad de integrar distintas longitudes de corte mediante un práctico dial en el mango, con un aspecto moderno y elegante y muy manejable.

Lo peor que tienen es, justamente, el que es su principal reclamo: la guía láser, a pesar de no ser perjudicial para la piel ni dañar los ojos, es un extra poco útil, que muy pocos aprovecharán y que no aporta muchas comodidades a la hora de recortar la barba. Afortunadamente, la guía láser puede ser desactivada, con lo que nos queda una recortadora de mucha calidad.

Con la compra de la BT9290/32, se incluye un peine de precisión y dos peines-guía que amplían las posibilidades a la hora del recorte de barba (y, a veces, incluso cabello). Además de ésto, podrás gozar de una bolsa de viaje de diseño triangular para llevar contigo el trimmer a todas partes.

Mientras que la BT9297/15 cuenta como extras con un peine guía y un cabezal de precisión intercambiable, indicado para perfilar. También se incluye una bolsa de transporte, hecha de tela.

En perspectiva, la mejor opción resulta ser el modelo más reciente, la BT9297/15, debido a la inclusión del cabezal de precisión (bastante útil para perfilar la barba) y a su mayor autonomía (recordamos que dura 80 minutos, por los 60 del otro modelo).

Modelo recomendado: Philips BT9297/15

Philips BT9297/15: Pack de compra

¡Ah: el mundo de las barbas! De solo pensar en estas, nos llega a nuestra mente la imagen de hombres del pasado: quizá la época de los piratas en altamar o los forajidos de los siglos pasados en pleno oeste. Las barbas siempre han sido sinónimo de masculinidad, marcan una pauta de belleza en el hombre, siempre y cuando ésta resulte realmente bien arreglada y refleje la cultura de una persona.

Aunque hubo en periodo donde se perdió la devoción al valor que estás representan, los tiempos actuales han retomado su concepto por diversas razones culturales que se desconocen, aunque en gran parte la influencia de su renacimiento se debe a la generación hipster y también a los grandes iconos de la música y el cine americano.

Hasta el sol de hoy, existen todo tipo de estilos de barbas, gracias al hecho de que trabajarlas y moldearlas en el rostro es fruto de su abundancia, hasta el punto que toda esa cantidad de pelo se convierte en el mármol a esculpir para darle una apariencia única y elegante.

Así, lograr obtener una excelente barba para presumir en el buen sentido de la palabra, requiere de un auténtico talento de artista y un buen cuidado para imponer tu estilo. Por supuesto, los que mayor talento tiene para lograrlo son los barberos, en cuya local podrás asistir para disfrutar de un buen rato de música mientras lees el diario del día, o bien, te tomas la libertad del disfrutar en la pantalla de televisión algún partido de fútbol de la Champions League mientras bebes alguna cerveza y esperas tu turno: sí, hasta ese punto han evolucionado las barberías de hoy en día.

Pero bueno, no nos desviemos del tema. Quizá el triunfo principal que tienen los barberos ante su oficio se deba a la variedad de recursos que tienen para lograr un rasurado perfecto. Antes de entrar en la cuestión central que nos convoca en este artículo, donde realizaremos un repaso sobre las mejores barbas del momento y cómo llegar a lograrlas estando en casa, será oportuno describir los materiales de trabajo.

Las herramientas de trabajo para un afeitado óptimo

He aquí un resumen de cada uno de estos y su utilidad:

  • Afeitadora eléctrica: esta es una herramienta indispensable, dada la sofisticación que representa hoy en día y sus sistemas de corte totalmente finos. Este tipo de máquinas permiten un rasurado simple, tanto desde la misma raíz del pelo como en las partes superiores.
  • Recortadora de barba: Estas máquinas son como las afeitadoras, pero no llegan a apurar del todo, sino que permiten el recorte sencillo del pelo de la barba en diferentes longitudes, gracias a unos peines guía regulables.
  • Crema de afeitar: situándose en primer lugar frente a la espuma y el jabón de afeitar, actualmente este es el recurso preferible, en tanto permite humedecer por completo la superficie de la piel y la barba para lograr un deslizamiento de suave y perfecto. Solo en muy pocas ocasiones se omitirá el uso de este recurso.
  • Cepillo de cerdas amplias y cepillo de cerdas estrechas: en el caso del cepillo de cerdas amplias, es decir, las que se encuentran con mayor milímetros de separación, te serán de gran uso para hacer un recorte superficial del pelo sin necesita de cortarlo de raíz. De hecho la utilidad de este elemento es la de servir como un medidor que permita devastar el pelo de manera uniforme, solo cortando el que sobresale en la parte superior entre las cerdas. Mientras tanto el cepillo de cerdas estrechas te permite suavizar la cantidad de pelo abundante que tengas, evitando que estos se enreden dificultando el paso de la maquina o la cuchilla. Algunos barberos tiene un cepillo en el que se fusión los dos tipos de cepillos, aunque también puedes usarlos por separado.
  • Tijeras: son realmente útiles para cortar grandes cantidades de pelo, ahorrándote tiempo y evitando que grandes cantidades de éste se derramen por todo el baño.
  • Cuchilla de afeitar tradicional o de barbero de hoja: este tipo de recurso te permitirá realizar cortes más sutiles. Se trata de la herramienta que ayuda a dar la pincelada final, con retoques más complejos pero con mayor precisión. Piensa por un momento lo que significaría la máquina de afeitar eléctrica para pulir, cuando se necesita de mayor pausa y menos vibración.
  • Bálsamo y/o champú: este será el mejor elemento para ayudarte a realizar un lavado perfecto de tu barba que eliminará cualquier pelo que haya quedado suelto, además de seducirte a realizar un masaje capilar que te limpiara por completo. Este recurso suele usarse ya a finales de todo el proceso, por lo que puedes implementarlo a la hora de ducharte, o bien, directamente sobre el lavabo. ¡Por lógica, te resultará más fácil hacerlo directamente bajo la ducha!
  • Loción tópica o Aceite: también denominado como el after shave, este elemento será esencial para rematar todo el trabajo que lograste, lo que te ayuda a humedecer la piel para evitar la irritación, al mismo tiempo que higienizar por completo tu rostro.

Algunos consejos previos

Ahora bien, estilos de barbas hay muchos. Jugar con el mármol puro que representa todo ese pelo que crece en tu rostro te permite crear tu propio estilo, aunque claro, también están los que exageran al intentar marcar su propia pauta.

Se suele decir que entre más original sea una barba, más atractiva y lucida puede parecer. Lo cierto es que dadas las condiciones, existe un estándar claro de barbas. Se puede innovar y crear, pero de algún modo, ya casi todo está escrito en materia de modelos a seguir.

Tratar de ser demasiado original puede resultar realmente burdo, como intentar cambiarle la naturalidad conceptual que tú tienes de tus propias camisetas y zapatos que tu sueles usar cotidianamente.

¿Te imaginas salir a la calle y encontrarte con una persona que solo se afeite la mitad de su rostro? Y créelo, hay personas que se atreven a hacerlo para llevarla por toda la ciudad, lo que de paso demuestra la falta de decencia que se puede llegar a tener.

Lo mejor es escoger uno de los modelos predefinidos, adaptarse a estos y hacerle algunos retoques para que resulte único y original a tu propia personalidad. He aquí un resumen de las barbas más populares y cómo lograrlas.

Los tipos de barba más populares

Bigote: esencial empezar por aquí, ya que aunque propiamente se suele hablar de barba a todo el conjunto completo entre esta zona del rostro y las competentes a las mejillas y el mentón, también el clásico bigote hace parte del grupo de las barbas.

Existen diversos tipos de bigotes, los cuales varían de acuerdo a la cantidad de vello y la espesura que tengan.

Barba candado: es una de las más simples y sencillas. Tan solo debes dejar que te crezca el vello de la perilla y el bigote, permitiendo que entre ambas secciones crezca una línea vertical. Tu labor se limitará a rasurar el resto tu cara. Si dejas de rasurarte unos dos o tres días también tomará un estilo elegante.

Este tipo de barba tiene otra variante, denominada como barba francesa, en la cual el bigote se vuelve más delgado.

Barba Van Dyke: bastante similar a la anterior, en esta ocasión debes separar la sección entre la perilla y el bigote, acerca del cual debes realizar unos pequeños recortes en la parte superior del pelo para éste tome una apariencia curva.

Barba Van Dyke

Barba perilla: consiste simplemente en anular el bigote y el pelo de las mejillas, dejando simplemente el de la perilla. Si la dejas crecer durante varios días, tendrás lo que se denomina la barba de chivo. Ya depende de tu personalidad que tanto desees prolongar su crecimiento.

Barba parche: esta es una de las barbas más simples. Consiste en afeitarte por completo dejando una pequeña zona tupida debajo del labio inferior. ¿Recuerdas el pequeño bozo de Hitler? Igual, solo que en la parte de abajo.

Barba de tres días: como su nombre lo indica, solo hace falta que dejes crecer tu barba durante un par de días, ya que no necesariamente tienen que ser tres. Para conservarla en una misma medida, debes usar el cepillo de cerdas anchas para establecer una marca de corte uniforme, conservando así la barba durante más tiempo.

Si te dejas crecer el pelo durante un par de días más y estableces un nuevo estándar de nivel de recorte, obtendrás la barba de rastrojo largo, que es una barba más poblada, pero no tan abundante como la barba completa.

Barba completa: con este estilo te será necesario dejarte crecer el vello durante al menos dos meses. Tu siguiente tarea será realizar cortes con mucho cuidado para refinarla y darle una apariencia exquisita.

Recuerda usar la cuchilla de afeitar tradicional o la barbera para realizar cortes sutiles y equilibrar la abundancia de pelo para darle una apariencia uniforme.

Barba completa

Barba cortina: bastante famosa durante el siglo XVIII y XIX, para lograr este tipo de barba debes dejar que el vello que crece desde las patillas sea abundante y crezca hasta llegar a la zona del mentón. Además deberás rasurarte las mejillas y el bigote, dejando un poco de barba abundante en la zona del labio inferior.

Para lograr este estilo vas a tener que recordar usar la máquina de afeitar tradicional para lograr cortes finos, dejando una sección amplia de alrededor de unos cinco centímetros entre el borde de la mandíbula y la zona de la mejilla.

En este estilo de barba es necesaria la aplicación de bastante crema de afeitar de modo que la cuchilla realice recortes óptimos y precisos.

Barba cortina y bigote: muy parecido al anterior, este corte consiste en dejar en igual de condiciones la sección de las mejillas, para proponer un bigote individual, el cual viene aderezado con el parche ubicado en la zona inferior del labio.

Barba cortina y bigote: naturalmente, no hace falta decir demasiado de cómo conseguir este estilo. A diferencia del anterior, debes completar la sección entre el bigote y la perilla. Debes usar la cuchilla de afeitar o la barbera para realizar cortes finos dentro del interior del candado, de manera que la barba en dicha sección no se vea burda.

Barba Bandholz: este tipo de barba rinde homenaje al artista y diseñador gráfico Eric Bandholz. Se trata de una barba realmente espesa y abundante. Algunos estiman que para lograrla es necesario esperar al menos unos siete meses, tiempo durante el cual debe dársele forma de manera constante a través del uso de las tijeras y cortes finos con las cuchillas de afeitar en la zona superior de las mejillas.

Barba Bandholz

Otros detalles a tener en cuenta

Como puedes observar existe una gran variedad, pero en esencia, estos son los clásicos modelos a seguir. Si ninguno de estos estilos te convence, no te compliques la vida, tan solo tienes que digitar las palabras claves “Tipo de Barbas” en la sección de imágenes de cualquier buscador de Internet y así podrás observar una gran cantidad de estilos, muchos de los cuales percibirás que en esencia son similares, por lo menos en lo referente a la estructura, de los aquí descritos.

Lo que varía es muy poco: la espesura del vello y el trabajar en la creación de líneas más delgadas. Para lograr crear un buen corte es importante tener presente dos cosas. La primera de ellas se refiere al hecho de si vas a generar el estilo que has escogido a medida que el pelo crece, o bien, si ya tienes tu barba lo suficientemente poblada para empezar a realizar los cortes para forjar el estilo deseado.

Te resultará más fácil hacerlo a medida que el pelo crece, por supuesto, ya que cuando tienes mucho pelo abundante necesitarás de todos los recursos, desde las tijeras y la máquina de afeitar eléctrica, pasando por la crema de afeitar y la cuchilla de afeitar tradicional, para ir esculpiendo ese estilo que estás buscando.

Sin embargo, a la larga no se trata de un asunto tan complicado, solo necesitas armarte de paciencia y tener suficiente tacto para no desviarte de la idea que tienes en mente. La práctica hace al maestro, tal como se suele decir; el afeitarse es una práctica masculina con la cual se va creciendo y que le devela a todo hombre su condición como hombre, válgase la redundancia.

El talento para realizar cortes adecuados y finos se va adquiriendo lo mismo que el desempeño de cada herramienta y hasta qué punto usar una en vez de otra. Así que anímate y pon todo tu empeño en lograr los mejores cortes para obtener una barba bien apasionada y masculina.

El llevar barba ha sido una de las tendencias más fuertes de nuestra época. En las décadas pasadas, el llevar barba era sinónimo de falta de aseo personal, se veía como algo poco formal y estaba asociado a un tipo de persona de hábitos rudos o vulgares.

Quizá, los que más influyeron en esa nueva concepción de ver la barba fue la misma cultura hipster, la cual se encargó de exportar del pasado muchas de las tendencias dejadas en el olvido. Así, el hiptser le dio prioridad a la barba, modernizándola y cambiando la perspectiva de verla.

Hoy en día, son un claro ejemplo de belleza y masculinidad. Según algunos estudios, una barba muy bien cortada y fina realza la masculinidad, otorga un gran atractivo a un hombre, aporta en sus sentimientos varoniles y consolida su imagen en un tiempo donde ha vuelto a estar de moda.

Si estas pensando en dejarte crecer la barba, en este artículo observarás algunas de las tendencias del año 2017 y las que vienen para el 2018.

La barba de tres días

Bastante deseada por las mujeres, este tipo de barba juega un valor exquisito al darle mucha masculinidad al hombre, equilibrando su hombría a través de la suavidad y simplicidad de un tipo de vello poco poblado.

Si la dejas crecer durante un par de días más y eres lo suficiente hábil para recortar el pelo que sobresale demasiado, por ejemplo con una recortadora para barba, lograrás la denominada barba de rastrojo largo, que ofrece una sensación de un hombre de características frescas y tranquilas.

La perilla

Esta es la más simple de todas. Se trata de darle solo protagonismo a la parte del labio superior y la barbilla. Así, bigote y perilla componen una imagen exquisita, donde al eliminar la barba de las mejillas se ofrece una mejor presentación.

Sin embargo, para lucir una buena perilla, es importante no tener demasiada barba de sobra. Se trata de un estilo donde el pelo se presenta de manera humilde, generando un equilibrio con el resto del rostro. Este tipo de barba es también conocida como la barba de chivo, por lo que si tienes un rostro demasiado puntiagudo deberías evitar llevarla.

Barba completa y perilla

Un paso adelante del anterior tipo de barba.

Esta es una de las barbas más representativas, en tanto se presenta de manera sencilla dejando que el vello crezca en las mejillas tal como lo hace tradicionalmente.

El resultado es una barba poblada, aunque no abundante, lo que hace que el rostro se ve lucido, limpio y amable.

Barba completa y estilizada: si eres de los que te crece el vello de manera abundante y gruesa, este estilo es el adecuado para ti. Tras una espera de seis semanas, cuando ya tu rostro este bien poblado de pelo (más del que representa la barba completa con perilla anteriormente mencionada) tienes la misión de perfeccionarla, eliminado exactamente el pelo que sobra en la zona del cuelo.

Este es un tipo de barba que inspira mucha seriedad y masculinidad.

La Bandholz

Busca en Internet el nombre de Eric Bandholz y lo entenderás. Se trata de un YouTuber y diseñador gráfico que posee una barba superpoblada.

Tendrías que esperar como mínimo cuatro mes sin rasurarte para tener una barba así de significativa, al mismo tiempo que debes recortarla con tijeras para darle forma.

Barba hipster

Para portar este tipo de barba tendrás que tener un tipo de personalidad más liberal y relajada. El truco para obtenerla consiste en dejar crecer el pelo sin restricción alguna por lo menos durante unos 20 a 30 días.

Aunque la idea es dejar que la barba tome su propia forma de manera libre, también puedes tomarte la precaución de ir moldeándola para que su crecimiento se vea un poco más uniforme y menos desaliñado.

Patillas: este estilo consiste en dejar que el crecimiento del pelo de las patillas se una con el resto de la barba de las mejillas, el bigote y la perilla. Así, tu rostro queda por completo repleto de barba, donde son las patillas las que más forma y protagonismo toman.

Van Dyke: para lograr este estilo, lo importante es separar la barba en dos secciones. Dejar que la parte inferior de la barbilla crezca de manera abundante, mientras que en la parte superior al labio debe dársele forma y propiedad a un bigote con estilos curvos.

Por otra parte, las patillas y el resto de la cara deben estar totalmente imberbes, labor que puedes realizar con alguna de las mejores afeitadoras que recomendamos en este post.

Barba Van Dyke
Pierce Brosnan es uno de los famosos más destacados en llevar una barba estilo Van Dyke. By Sheksays (flickr.com) [CC BY 2.0 (http://creativecommons.org/licenses/by/2.0)], via Wikimedia Commons

Cuidar la barba y darle un aspecto agradable requiere de un gran talento: talento para ser sutil y saber podarla, como si fuese el jardín de presentación de nuestro rostro. Es tanta la exigencia para lograrlo, que por lo mismo existen las denominadas barberías, donde hombres con respetable experiencia pueden lograr maravillas con la abundancia de pelo de tu rostro.

Sin embargo, si eres de los que prefiere asearse por sí mismo la barba y cuidarla a tu antojo, entonces este es el artículo ideal para ti. En esta ocasión exploraremos algunos tips que te ayudarán a ser un experto en el cuidado de tu barba y lograr tener el mejor aspecto.

Lo primero que debes tener en cuenta son las herramientas de trabajo. Estas son: un peine, una afeitadora eléctrica, tijeras, crema de afeitar, cepillo para barba, y por supuesto, un espejo.

He aquí un resumen de los tips en cuatro puntos básicos:

Peinando tu barba

El primer paso antes de afeitarte o arreglar tu barba, es preparar el terreno, razón por la cual debes peinarla con cuidado utilizando el cepillo. Es un proceso básico para eliminar todo rastro de vello solitario y también liberarte de cualquier tipo de suciedad que se haya acumulado.

Así, también permites que el pelo se estire un poco, favoreciendo a que tu piel no sienta una fuerte sacudida cuando empieces a realizar el proceso de rasurarte. Mientras tanto a esta altura de las circunstancias, al mismo tiempo que te observas en el espejo, ya debes tener en claro que es lo que exactamente quieres mejorar o que estilo de barba quieres obtener.

Cómo arreglarse la barba

Dándole forma

En este paso es importante tener en cuenta el uso de las tijeras. Es decir, si tu barba es poco abundante y deseas mantener el estilo de una barba de tres días, entonces te limitarás a utilizar las tijeras para recortar la parte superior y aquellos vellos que sobresalgan demasiado.

Si en cambio lo que buscas es darle mayor forma, debes ir seccionando en grandes partes todo ese pelo abundante que consideres anular. Esta es una fase que te permite eliminar lo que consideres como abundante, antes de ir directamente a un paso donde se simplifican las cosas y se desea simplemente pulir a través de la cuchilla de afeitar.

Definiendo la línea de la barba

Es el momento de darle protagonismo a la maquinilla de afeitar, razón por la cual necesitarás la ayuda de la crema de afeitar y al agua. Simplemente sigue el método tradicional a como sueles afeitarte, teniendo cuidado con las patillas y el cuello. Recuerda templar ciertas zonas para favorecer el paso de la cuchilla metálica.

Si tienes una barba abundante y tu objetivo es que ésta se mantenga en condiciones, tu tarea se limitará a realizar cortes perfectos para rebajar la intensidad del pelo y darle uniformidad. Para esto debes tener mucho tacto, prestar mucha atención, al mismo tiempo que tener paciencia para hacer cortes pulidos.

Peinar la zona

Ahora que ya has hecho lo más importante, es imprescindible que de manera constante utilices el peine para observar los resultados de lo que llevas hecho. Así podrás ir comprobando en que debes terminar de pulir para tener un trabajo perfecto. El peinar la barba es uno de los trabajos que implica mayor pausa y concentración, lo mismo que retroceder al punto anterior para realizar retoques y tomar las decisiones adecuadas.

Como tip final, debes tener en cuenta que una vez completado el proceso de arreglarte la barba, tu responsabilidad se simplificará en observarla, peinarla, tratarla con cariño. Esto implica el asearla a través un buen baño de agua tibia y una buena dosis de champú que genere espuma suficiente de modo que puedas darte un buen masaje capilar.

Además de lo cual puedes concluir el arreglo de tu barba, usando una buena loción tópica o aceite para darle mayor suavidad al pelo.